Un poco de historia

Nuestra historia va ligada a todos aquellos amantes del fútbol que a lo largo de la historia han puesto su granito de arena.

Isidoro Garrido Muro: Socio de Honor

 

Nacido en Arnedo en el año 1918, ha sido y es un incondicional, fiel, entusiasta, apasionado y fanático seguidor del Club Deportivo Arnedo.

En el año 1947 fue Presidente del Club, jugando la Copa Federación el 6 de Junio en el Campo de las Chiribitas de Logroño, contra el Burle, máximo rival de la competición. Quedando campeones.

Posteriormente ya en el campo de Planarresano, continúa su seguimiento al Club con la Federación Navarra, destacando como jugadores al portero Suberviola, como ariete a César Sevilla y como fans a “las Manolas” y a Mª Luisa (mujer de Juan Francés).

Fue secretario del Club con Nicolás Eguizábal de Presidente en esa etapa se realizó el traspaso al Real Madrid del entonces juvenil Chuchi Solana el 3 de abril de 1980.

Fue corresponsal deportivo del Club firmando con el pseudónimo IGAMUR en el Diario Provincial La Rioja y en el Alcázar de Madrid. Al día de hoy sigue asiduamente animando a su equipo en las victorias y en las derrotas, dentro y fuera de casa. Ha sido honrado en reiteradas ocasiones con agradecimientos por parte del club por su colaboración (placas, diplomas, saques de honor, posados fotográficos con los equipos infantiles, juveniles… ), de lo que se siente muy orgulloso y en abril con motivo de su cumpleaños fue nombrado SOCIO DE HONOR en el partido Arnedo- Alfaro.

En su haber cuenta con innumerables anécdotas:

Recuerda que en un viaje a Lerín, tal era la afición de Arnedo con el club, que además de los autobuses, también se desplazaron en un camión de la mina de Sabino Royo (quién junto a Joaquín Jaén y Demetrio Garrido patrocinaban el Club).

Al final del encuentro y ante las protestas de los seguidores arnedanos, a pesar de haber ganado el partido, por la actuación del colegiado, éste requirió la presencia de los guardias municipales, siendo retenidos Isidoro y su gran amigo Antonio Tomás (el Pichín) sin consecuencias. Este partido lo ganaron.

En un desplazamiento a Artajona, no se presentó ningún directivo del Arnedo y al no disponer de fichas de los jugadores y para evitar la suspensión del partido, Isidoro le dijo al colegiado si existía la posibilidad de jugar con el DNI de los jugadores, lo que consintió. Así que entró en los vestuarios anotando en un papel los DNI y los que no se lo sabían se los inventó, pudiéndose así celebrar el partido.

En otra ocasión tuvo que sacar escondido en el maletero de su coche a Rufo (sobrino del Pichín). Acompañado siempre por su amigo y “guardaespaldas” Antonio Tomás (el Pichín) a quien recuerda con cariño…

Toda una vida de recuerdos con el equipo de sus amores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies